Entradas

Memorial del terremoto 27F

Imagen
Originado en una iniciativa presidencial de carácter urgente, se convocó a los arquitectos nacionales a un concurso abierto para resolver una plaza memorial en la intersección del eje principal de Concepción con el parque de borde del Bio Bío. Participaron para este concurso más de cien equipos, que debían estar integrados al menos por un arquitecto colegiado y un artista. Fue jurado en una semana y los resultados están disponibles en el artículo de Plataforma Arquitectura que se encuentra en  este enlace.  Todas las propuestas tuvieron una breve vida pública al ser colgadas en la Bienal 2010; la nuestra, lamentablemente, más encima en forma desordenada. Antes de que la idea quede sepultada en el olvido, la presentamos aquí, con láminas, memoria y presupuesto. El equipo estuvo compuesto por Pía Montealegre (arquitecto ICA 8426) y Daniel Urria (artista visual PUC). Memoria: 1. Las formas de la tradición La producción de lugares de memoria,  por lo general arquitecturizados bajo la

Concurso Parque Araucano - una pradera como un río para un sueño romántico

Imagen
Esta es una obra, propia de los años 80, que reedita elementos estilísticos provenientes del iluminismo de Boullée y Ledoux, del parque romántico de Alphand, del detalle ornamental de Scarpa y un eje que se pierde en el infinito de inspiración barroca. A pesar de que todos esos elementos provienen de la tradición paisajista burguesa, una gran pradera central que se extiende en toda su longitud reconduce el diseño en pos de los ideales modernos de la ciudad socialista y el parque popular. El juego ambiguo y contradictorio de estos elementos, estrategia típicamente posmoderna, intentaba una solución que fuera apreciada, en el gris ambiente de la dictdura, por el estilo de vida de una comuna de elite. Muchos elementos de ese entonces se ven hoy como inaceptables por la nueva cultura del espacio público: bosques que se prestan para el escondite, canales y fosos que forman límites sin cerramiento, y otras soluciones que hoy se han asimilado como peligrosas o inseguras, a pesar de su gran

Concurso Centro Cultural Gabriela Mistral - 2007

Imagen
Esta fue nuestra presentación al concurso nacional de 2007 para el nuevo centro cultural en el edificio Diego Portales (UNCTAD III), después del incendio del año 2006. Nos pareció valioso reconstruir la estructura de la techumbre de la placa que se perdió en el incendio, dado su valor patrimonial y su presencia en la memoria colectiva del santiaguino. Sin embargo, su interior podía ahora abrirse en una mayor transparencia que exhibiera en la calle la nueva actividad del centro cultural, en claro contraste con el pasado clausurado del edificio. Un espacio interior variado y continuo, recorrible en su totalidad por el público. No quedamos preseleccionados, ni menos premiados; el premio fue adjudicado, merecidamente, al arquitecto Cristián Fernández. Fue, sin embargo, un proyecto que estudiamos con mucha dedicación y que seguimos considerando una buena idea que retomar en el futuro. La siguiente fue la memoria descriptiva. MEMORIA Los accesos se sitúan en una diagonal que atraviesa

GimnasioTocopilla - Cubierta colgante para grandes luces - 1975

Imagen
Es otro anteproyecto desarrollado con la confianza en el desempeño óptimo de la combinación hormigón acero. Esto cuando se le confiere al primero la tarea de absorber los esfuerzos principalmente gravitacionales y al segundo la labor de alcanzar grandes luces en forma eficiente. El edificio se ubicaba en una ladera en el sector sur de Tocopilla. Sobre una base de hormigón apoyada en el terreno se armaba una estructura metálica en que las grandes luces se salvaban principalmente por el trabajo de elementos a la tracción. Estos elementos eran perfiles que eventualmente pudieran tomar compresiones motivadas por esfuerzos de viento que causaran efectos de succión. El precio del cobre, se sabe, es fluctuante. Una baja dejó el proyecto postergado definitivamente. 

Módulo Urbano Futura - arquitectura metabólica y estructura colgante

Imagen
Conjunto de oficinas y habitación en comuna de Providencia - Santiago, 1974 Por Alberto Montealegre Klenner El anteproyecto fue desarrollado en una época de crisis económica. Se interesó a varios vecinos y prácticamente se tuvo disponible la manzana completa (Suecia-Coyancura-Lota). Se pensaba que había una posibilidad de financiamiento a través de las Asociaciones de Ahorro y Préstamo, entidades que en ese entonces comenzaban su declinación. Hubo un período de espera y algunos vecinos se marginaron y vendieron directamente. Con esto el proyecto, aparte de participar en un par de exposiciones públicas, fue a parar al cajón de los recuerdos. El proyecto presenta una torre de oficinas y edificios de departamentos que ondulan y avanzan en un sistema de crecimiento, constituyendo la torre el núcleo de la composición. Lejos de la finitio del clasicismo, se presenta al complejo como en una instantánea; podría disminuir o seguir creciendo. Es el concepto metabólico de la arquitectura. De

Estructura colgante en altura - Valparaíso

Imagen
Concurso Edificio Servicios Públicos - Valparaíso, Chile. 1970 El anteproyecto fue nuestra presentación a un Concurso Nacional de Arquitectura. El edificio debía albergar las oficinas regionales de la Tesorería General de la República y del Ministerio de Obras Públicas. A poco andar quedamos fuera; el Jurado opinó que ambas entidades deberían tener acceso independiente. Nosotros consideramos que como en cualquier edificio de oficinas en que hay dos o más entidades el acceso puede ser común. Sucede en los concursos que un primer paso en falso puede anular todo lo demás. Fue un ejercicio muy estudiado, incluso un importante ingeniero estructural hizo un precálculo que nos permitió trabajar con un dimensionamiento real. La verificación técnica del concepto estructural era muy importante. El edificio planteaba un uso extensivo del acero, cosa muy novedosa en la época. En la edificación pública y privada de Chile no se usaba el acero. Se empleaba, sin embargo, en las grandes construccio

Hiperboloide de revolución - Torre de control

Imagen
Este fué el primer concepto que se propuso para la torre de control del Aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago. Completamente diseñada en acero, una estructura de perfiles de sección circular rotan inclinados en torno a un eje vertical siguiendo la directriz de un círculo. La forma que se genera es la de un hiperboloide de revolución. Un segundo "manto" se desarrolla en forma análoga en sentido opuesto, siguiendo un círculo de radio menor. Otros elementos transversales actúan como puntales manteniendo el distanciamiento entre los pilares inclinados, acortando su longitud de pandeo, convirtiendo el sistema en una forma estable. El núcleo central contenía una escalera, ascensor y ductos de instalaciones que alimentaban el nivel de recintos de apoyo y la sala de control. Posteriormente, dados los costos del acero de la época (1996), el Ministerio de Obras Públicas decidió desechar la idea y nos solicitó proponer una solución alternativa con un fuste de hormigón armado, q