lunes, 10 de agosto de 2009

Hiperboloide de revolución - Torre de control

Este fué el primer concepto que se propuso para la torre de control del Aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago. Completamente diseñada en acero, una estructura de perfiles de sección circular rotan inclinados en torno a un eje vertical siguiendo la directriz de un círculo. La forma que se genera es la de un hiperboloide de revolución. Un segundo "manto" se desarrolla en forma análoga en sentido opuesto, siguiendo un círculo de radio menor. Otros elementos transversales actúan como puntales manteniendo el distanciamiento entre los pilares inclinados, acortando su longitud de pandeo, convirtiendo el sistema en una forma estable.

El núcleo central contenía una escalera, ascensor y ductos de instalaciones que alimentaban el nivel de recintos de apoyo y la sala de control.

Posteriormente, dados los costos del acero de la época (1996), el Ministerio de Obras Públicas decidió desechar la idea y nos solicitó proponer una solución alternativa con un fuste de hormigón armado, que es la actualmente construida.